Mar 16

by
on

En las últimas décadas, arquitectos y otros profesionales de la construcción se han enfocado en desarrollar construcciones sustentables. Desde materiales biodegradables como maderas a materiales de una eficiencia energética extraordinaria como en el edificio certificado por LEED “The Visionaire,” la sustentabilidad es una de las características más importantes de hoy en día.

Hace algunos años, la firma financiera Deloitte estaba buscando consolidar su fuerza de trabajo en una sola locación. Para lograrlo, decidieron construir un nuevo espacio de trabajo revolucionario que se enfocaba en la sustentabilidad, a la vez que se mantenía un área divertida y dinámica para sus empleados. Entonces, junto a los jugadores más importantes en la industria de infraestructura y tecnología como OVG Real Estate, Philips, Fokkema & Partners, PLP Architecture, entre muchos otros, crearon The Edge: el edificio de oficinas más inteligente y sustentable en el mundo.

Este edificio, ubicado en el centro financiero de Amsterdam y con un área de 40 000 metros cuadrados, fue galardonado por BRE (el asesor global de edificios sustentables) la mayor calificación BREEAM jamás otorgada a ningún proyecto en la historia: 98,36%. Entonces, ¿Qué es lo que hace que The Edge sea el lugar de trabajo más inteligente y ecológico en el mundo?

Eficiencia energética

La tecnología de estado del arte de The Edge permite que el edificio tenga un balance positivo de energía. En otras palabras, el edificio puede producir más energía de la que consume. Esta situación es posible gracias a sus más de 6 000 metros cuadrados de paneles solares en su techo, paredes que apuntan al sur, además de algunos en infraestructuras cercanas.

Además, el edificio también utiliza un sistema único de calefacción y aire acondicionado basado en dos pozos de 129 metros de profundidad que se conectan con un acuífero que almacena y distribuye energía a través de una red de cables en el techo de cada piso, logrando que se consuma considerablemente menos energía que en sistemas de calefacción y aire acondicionado tradicionales.

El edificio también toma ventaja de su diseño para proveer ventilación natural a través de su patio interior de 15 pisos. Esta área permite que el aire viciado del edificio se eleve y salga por el techo. Sin embargo, el patio interior también funciona como aislante sonoro, protegiendo a la estructura del ruido de las vías de tren y autopista adyacentes, además de ser una entrada importante de luz natural. Incluso se reutiliza el agua de lluvia de la zona para la descarga de los retretes y para regar los jardines de las instalaciones.

Finalmente, el edificio también utiliza un sistema de luces LED alimentado por Ethernet desarrollado por Philips que utiliza un 80% menos energía que la iluminación convencional. Adicionalmente, las6 500 luces LED en el edificio también están conectadas a internet a través de estos cables Ethernet, permitiendo que se las controle de forma remota y se adapte su uso en tiempo real. The Edge utiliza un 70% menos de energía que otros edificios comparables.

Manejo de Tecnología y Datos

El edificio tiene casi 30 000 sensores embebidos en todos los paneles de luz. Estos sensores pueden medir movimiento, niveles de iluminación, humedad, temperatura e incluso niveles de dióxido de carbono. Sin embargo, toda esta información sería inútil sin sistemas de manejo de propiedad de estado del arte que pueden transformar estos datos en información utilizable en forma de patrones. La información procesada permite a los encargados del edificio ajustar la temperatura y las luces del mismo de forma acorde, además de permitirles una asignación de actividades de actividades de limpieza y mantenimiento más eficientes, ya que los datos recuperados pueden determinar las áreas que necesitan de estos servicios.

Por otra parte, los beneficios también impactan a sus residentes, ya que los empleados pueden utilizar la aplicación del edificio que les permite reservar espacios de trabajo, ordenar café customizado, controlar los niveles de iluminación y ajustar el clima del área en la que están trabajando. La aplicación incluso registra la actividad de cada empleado en el gimnasio on-site, donde el equipamiento de fitness también alimenta a la red energética del edificio.

El agente inmobiliario de The Edge es CBRE Asset Services, parte del CBRE Group – la firma de bienes raíces e inversiones más grande del mundo. La firma también implementó un sistema de manejo de residuos diario que permite la recolección, pesaje y registro de basura por ocupante para poder continuar reduciendo la huella de carbono del edificio tanto como sea posible.

En conclusión, este edificio innovador está mostrando la importancia ambiental y económica de los edificios ecológicos, además de ofrecer pruebas tangibles de que la sustentabilidad no significa menor confort.

¿Qué es BulldozAIR?
Adopta BulldozAIR y alcanza la excelencia operacional.
SOLICITAR UN DEMO
Mejore su productividad a partir de hoy